Los ciempiés pintan con los pies

Anima a tu pequeño a pintar, además de divertirle y potenciar su fantasía y su tendencia creadora, mejora numerosos aspectos de su desarrollo.

A nivel físico, le ayuda a perfeccionar su habilidad manual, sobre todo la motricidad fina, que es la que permite el manejo de los objetos pequeños. También mejora su idea espacial y le facilita el descubrimiento de diferentes texturas, colores y olores.
A nivel emocional, pintar le produce una gran satisfacción, al percatarse de las cosas tan bonitas que es capaz de hacer él solo, y refuerza su autoestima.
Este entretenimiento le da la oportunidad de expresar su mundo interior y de canalizar su estado anímico y sus sentimientos de un modo positivo, aunque todavía no sepa exteriorizarlos bien con palabras. Esto, a su vez, hace que tú puedas saber cómo se siente en determinados momentos y que te sea más sencillo comprenderle y ayudarle a sentirse mejor, si es el caso.
Estos son algunos de los muchos beneficios que tiene pintar con los pies:

-Desarrollar la creatividad
-Fortalece y desarrola las habilidades motoras gruesas (en especial el equilibrio)
-Explorar a través del sentido del tacto y la vista

Y además es muy divertido..