PLASTILINA

Jugar con este material no solo divierte y estimula la creatividad de los niños, sino que mejora su capacidad para concentrarse, les permite fijarse metas a corto plazo y de paso los tranquiliza.
Ablandar y moldear una masa de color, luego mezclarla con otras y hacer pequeñas piezas hasta crear mundos de plastilina constituye una actividad mucho más compleja e importante de lo que se cree, pues contribuye significativamente en el desarrollo de los niños.

VID_20200207_100603 from Bichejos on Vimeo.